El apoyo a la independencia de Cataluña cae: solo un 33,5% de los catalanes son ahora partidarios de la secesión de esa comunidad autónoma, según el trabajo de Sigma Dos para El Mundo.


El trabajo también recoge un cambio importante en el conjunto de España: por primera vez, hay más partidarios de la realización de una consulta legal y pactada con el gobierno, un 57,4%, frente al 37,9% de quienes se oponen.
Asimismo, ni los catalanes ni el resto de españoles creen que el llamado “procés” culminará en la independencia efectiva de Cataluña. Así, entre los catalanes, el 36,6% cree que existe “alguna posibilidad”, pero un mayoritario 55,8% cree que nunca se producirá. Entre el resto de los españoles, el 22,6% considerá que existe posibilidad de que se produzca la independencia, frente a más de dos tercios, el 71,5%, que considera que no.


La continuidad de Cataluña dentro de España suscita otra serie relacionada de opiniones. Por ejemplo, un 33,8% de los catalanes preferiría más autogobierno para la comunidad autónoma, y un 19,3% se inclina por mantener la situación actual. Preguntados sobre eventuales situaciones de violencia, un 60 % de los catalanes temen que se produzcan.
El sondeo se realizó entre el 23 y el 26 de octubre, día en que el Parlament votó a favor de la formación del “Estado independiente y soberano” de Cataluña. Además del descenso del apoyo a la independencia, la encuesta también detectó una caída importante del bloque de partidos independentistas, tal como reflejábamos en un post anterior.