Año electoral ‘de encuestas’

Artículo de Elena Sánchez Álvarez, presidenta de Sigma Dos, para El Mundo.

El pasado domingo dio el pistoletazo de salida un apretado año electoral que puede cambiar de manera drástica el escenario político español. Los comicios andaluces han sido la primera cita en un año plagado de elecciones.

Este denso calendario electoral aparece, además, en un momento político de alta volatilidad; quizá el más alto de los últimos 30 años. Actualmente, las actitudes y expectativas electorales de los españoles están cambiando puesto que, por primera vez en décadas, los ciudadanos están dando un apoyo significativo a partidos de implantación nacional diferentes al PP y al PSOE, lo que puede cambiar el sistema político español de forma significativa, al pasar de un bipartidismo imperfecto a un pluralismo limitado en el que cuatro partidos obtengan más de un 15% de apoyo en las próximas elecciones generales.

Las primeras elecciones de este largo año electoral se afrontaban a dos escenarios posibles: se cumplían las expectativas que marcaban las encuestas y las dos nuevas formaciones, Podemos y Ciudadanos, irrumpían con fuerza en el Parlamento de Andalucía o, por el contrario, veían recortadas sus expectativas. Finalmente, se ha cumplido el primer supuesto: las encuestas realizadas por Sigma Dos y otras empresas de investigación han resuelto con éxito un puzzle electoral en el que las piezas parecían cambiar de forma cada día. Esto supone comprobar que la metodología que utilizamos las empresas de investigación, probada durante años y mejorada en cada cita electoral, sigue siendo el único instrumento válido para ofrecer a la sociedad una foto fija y de altura sobre lo que está sucediendo en la vida política de nuestro país.

Esto es, sin duda, una buena noticia para todos. No lo decimos porque, dentro de una buena labor realizada por estas empresas, la encuesta de Sigma Dos haya sido de las que más se ha ajustado al resultado final. Lo afirmamos porque consideramos que es bueno para el conjunto de la sociedad: sólo con información fiable de las tendencias de los cambios que se están produciendo, los ciudadanos podrán entender el alcance y contenido de esta nueva situación; tendencias que van más allá del resultado electoral y que permiten conocer cómo se posiciona la población en el nuevo escenario político, económico y social.

El acierto en los pronósticos andaluces significa, en el plano nacional, que las espadas están en todo lo alto: los dos partidos tradicionales que han sido los protagonistas de la actividad política de nuestro país, junto a los dos nuevos partidos que emergen como alternativa, se encuentran, como muestran los estudios que venimos realizando, en un estrecho margen de apenas doce puntos, tal y como los lectores de EL MUNDO pueden comprobar de manera periódica. El seguimiento de las tendencias que marquen estos estudios en los próximos meses va a permitir conocer en qué medida el sistema político español cambia de manera definitiva hacia un escenario no sólo nuevo, sino impensable hace pocos meses.

Desde Sigma Dos seguiremos analizando el puzzle electoral en cada uno de los ámbitos en los que disputaran las distintas elecciones de este año y de las que esperamos ofrecer la mejor información.

¡Comparte en redes!

Más
noticias

Más noticias