¿Cambiarán la automatización y la inteligencia artificial la percepción de la innovación? 

Si la innovación puede parecer una abstracción, los españoles identifican claramente (y con cierta incertidumbre) los efectos que puede tener no solo sobre la economía, sino también sobre sus vidas.

Así lo muestran los resultados de la VII Encuesta de Percepción Social de la Innovación en España, realizada por la Fundación COTEC en colaboración con Sigma Dos a partir de más de 7.200 entrevistas realizadas entre diciembre de 2023 y febrero de 2024. 

Veamos algunos de los matices de esa nítida percepción de los españoles sobre la innovación. 

1. Inversión pública en I+D+I: una prioridad

Uno de los resultados más destacados del trabajo de Sigma Dos es que la inversión pública en investigación, desarrollo e innovación es insuficiente. Los números son elocuentes: un contundente 80% de los encuestados así lo considera. 

Podemos inferir que esta “mayoría calificada” no ve la innovación solo como importante para la economía del país, sino también como una cuestión central que permea la sociedad y las vidas individuales de los españoles. 

Esta mayoría apunta, también, a lo que podríamos llamar un consenso: los españoles están de acuerdo en que es necesario invertir más en I+D+I, a punto tal de que se la ve como la cuarta prioridad de gasto público, solo después de educación, sanidad y pensiones. 

2. Innovación y desigualdad social, la perspistencia de un dilema

Ese acuerdo también se refleja en otro aspecto: el 82% de los encuestados ve la innovación como un fenómeno positivo (y un 54 % cree que la tecnología genera más empleo que el que destruye). 

Sin embargo, en este punto hay matices, ya que el 52% de los encuestados considera que también genera desigualdad social, una dualidad que sugiere que, aunque se reconoce el potencial transformador de la innovación, también existe el temor de que amplíe las brechas sociales

Conectando este dato con la percepción sobre la insuficiencia de inversión en I+D+I, queda claro que los españoles comprenden la necesidad de invertir no solo en tecnología y desarrollo, sino también en educación y formación para evitar el ensanchamiento de las brechas sociales.

Esto nos lleva a una tercera reflexión.

3. Automatización y futuro del trabajo: preparación y adaptación

La encuesta revela otros tres datos significativos: 

  • el 62% de los españoles cree que la mayoría de los puestos de trabajo actuales serán desempeñados por máquinas en los próximos 15 años y… 
  • el 71% opina que España no está preparada para afrontar este futuro marcado por la automatización del empleo pero… 
  • un 61% de los trabajadores se siente capacitado para competir en este nuevo mercado laboral, especialmente aquellos con estudios superiores (70 %).

Este aparente contraste, donde la innovación (bajo la forma de automatización o de la inteligencia artificial, en este caso) se percibe como una amenaza para el país pero no necesariamente a nivel individual, es similar a lo observado en estudios de situación económica, en los que la percepción negativa de la economía general coexiste con una visión positiva de la economía personal.

Así, los resultados de la VII Encuesta de Percepción Social de la Innovación en España dibujan un panorama alentador: se necesita invertir más en innovación y hay que hacer lo necesario para que esta no aumente las brechas sociales. 

Esa suerte de consenso trasciende las diferencias de opinión y situación, y apunta a otra nota optimista sobre la innovación: los españoles podemos ser pesimistas sobre España, pero no lo somos sobre nosotros mismos. 

Artículo de Román Espino, director de Comunicación de Sigma Dos

¡Comparte en redes!

Más
noticias

Más noticias