Elecciones europeas: Sigma Dos presenta en Roma el estudio “Europa ante el desafío del cambio”

Sigma Dos ha participado en la presentación del estudio europeo “Europa ante el desafío del cambio”, en la que se analizan el contexto social y político de las decisivas  elecciones europeas del próximo 26 de mayo.

El encuentro, que ha contado con la intervención de Luciano Fontana, director del Corriere della Sera, y Frans Timmermans, candidato del Partido Socialista Europeo (PSE) a la Presidencia de la UE, ha tenido lugar en el Centro Studi Americani de Roma. Junto a Sigma Dos, que ha coordinado el desarrollo del estudio en España, también han participado algunos de los Institutos de Investigación Social más importantes de Europa: SWG (Italia), el Institut français d’opinion publique (IFOP, Francia), el Institut für neue soziale Antworten (INSA, Alemania y Austria), y el IBRiS – Market and Social Research Institute (Polonia).

A partir del análisis de los resultados del estudio, los expertos demoscópicos identificaron las coincidencias y divergencias en la intención de voto de la población de los países que hoy representan el corazón de Europa. Antonio Asencio, director de comunicación de Sigma Dos, destacó que la investigación social a nivel europeo es cada vez más necesaria, ya que la política europea común está generando de manera progresiva un  debate y “una incipiente opinión pública de ámbito europeo”. En cuanto a cómo se enfrenta España a estar elecciones europeas, los resultados de las últimas encuestas publicadas indican que los españoles son en su mayoría pro-europeos y están a favor de una mayor integración política.

 

Marcin Duma (IBRIS), Enzo Risso y Rado Fonda (SWG), Luis Hernández, Rosa Díaz y Antonio Asencio (Sigma Dos) y Thomas Philipp Reiter (INSA).

España se enfrenta a una cuádruple convocatoria de elecciones (con las autonómicas, generales, municipales y europeas) y eso va a desencadenar “una gran tensión política” que, según apuntó Asencio, podría tener dos efectos en la dinámica del voto. Por un lado, podría ocurrir “que la participación sea más alta de lo normal en las elecciones europeas, algo que podría beneficiar a los dos grandes partidos tradicionales, PSOE y PP”, mientras, por otro lado, la superposición de campañas europea, nacional, autonómica y local que se está dando en España generaría “una superposición en la intención de voto, por lo que el pronóstico para las elecciones generales es semejante a la previsión de voto para las elecciones europeas”. Y, aunque hay nuevos actores políticos en el terreno de juego, “en España los principales partidos resisten y, en el caso del Partido Socialista, incluso está creciendo”, afirmó el experto de Sigma Dos.

En el encuentro también participaron Marcin Duma (IBRIS), Thomas Philipp Reiter (INSA) Enzo Risso y Rado Fonda (SWG) y Jean Philippe Dubrulle (IFOP)

El PSOE ganaría las elecciones europeas en España

Las próximas elecciones europeas se producen en una época de cambios que afectan a todos los estados miembro. Sigma Dos ha participado en esta macro encuesta de perspectiva continental, en la que se han analizado de modo particular y también comparativamente la situación política y la intención de voto de seis países europeos: Italia, Alemania, Austria, Francia, Polonia y España.

El trabajo de campo fue realizado por Sigma Dos entre el 25 y el 28 de febrero, con 1.000 entrevistas telefónicas en toda España. Los resultados indican que el PSOE ganaría las elecciones europeas, con el 28.8% de los votos y una representación de 19 eurodiputados, lo que se traduce en un aumento de 5 puntos porcentuales respecto a los resultados de 2014.

El Partido Popular estaría en segundo lugar, con el 20.3% de los votos y 13 representantes en el Parlamento Europeo (tres puntos menos que en 2014), mientras que Unidos Podemos lograría 10 eurodiputados, con el 15.6% de los apoyos. Muy cerca de la formación morada estaría Ciudadanos, que aumentaría su representación con el 15.1% de los votos y 9 representantes, frente a los 6 eurodiputados que obtuvo en 2014.

La sorpresa llegaría de la mano de Vox, que, siguiendo la tónica nacional, irrumpiría en el Parlamento Europeo con 5 representantes y el 8.4% de los apoyos. Por su parte, la coalición URC+Bildu también conseguiría representación europea, con 3 escaños y el 4.6% de los votos.

En cuanto a la percepción de los españoles sobre la Unión Europea, los resultados reflejan que España es un bastión del europeísmo: el 67% de los encuestados se muestra a favor de la UE, de una mayor integración en la forma de unos Estados Unidos de Europea o de una integración más fuera con gobiernos nacionales separados.

Los resultados también muestran que España es el país de la UE más tolerante respecto la cuestión de la migración: el 55,2 % de los encuestados en nuestro país considera que se debería integrar a los inmigrantes que entran a Europa y distribuirlos entre todos los Estados miembros de la Unión Europea (frente a un 26 % de los franceses o un 34,3% de los alemanes).

Puede leer la nota completa con los resultados del estudio aquí: http://bit.ly/2ES5qbY


Fragmentación en el Congreso y posibilidad de bloqueo político

Fragmentación en el Congreso y posibilidad de bloqueo: las próximas elecciones del 28-A parecen llamadas a trastocar definitivamente el escenario político español, en un escenario post-bipartidista.

Es el panorama que dibujan los datos del sondeo de Sigma Dos para El Mundo, realizado a dos meses de las elecciones, y que indica que el PSOE sería el partido más votado, con un 27,3% de los votos y entre 110 y 114 escaños. Entre esta y la anterior encuesta de Sigma Dos para El Mundo, realizada a finales de diciembre, los socialistas crecen cinco puntos. Más aún, en dos meses Sánchez ha pasado a ser el líder más valorado, la primera vez que ocupa ese lugar, hasta ahora ocupado por Albert Rivera.

La remontada del partido de Pedro Sánchez, que capitaliza los ocho meses al frente del Gobierno y el impacto positivo de la convocatoria a elecciones generales, no sería suficiente para que el eje de centroizquierda formara gobierno: la suma de PSOE y Podemos no llegaría a los 176 escaños de la mayoría necesaria. El partido liderado por Pablo Iglesias, sumido en una grave crisis, obtendría el 14,4% de los votos, casi 7 puntos menos que los que obtuvo en 2016, pasando de los 71 diputados actuales a entre 37 y 39, y convirtiéndose en el quinto grupo del Congreso, un resultado que impediría reeditar reeditar la mayoría de la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno.

Pero alcanzar mayorías parlamentarias de centroderecha también será complejo: la irrupción de Vox, hasta ahora sin representación en el Congreso y el Senado, supondría entre 44 y 46 escaños para el partido de Santiago Abascal y la suma de una eventual coalición de centroderecha –pero no suficiente para formar Gobierno, por la desaceleración de Ciudadanos y el estancamiento del Partido Popular.

Estimación de voto para las elecciones generales. Fuente: El Mundo

En cuanto al Partido Popular, afectado por el cambio de liderazgo y por la transferencia de voto hacia Vox y Ciudadanos, se encamina hacia un resultado decepcionante: el 33% de votos obtenidos en 2016 con con Mariano Rajoy se quedarían, con Pablo Casado, en poco más de la mitad, un 19,1%, lo que implicaría perder entre 62 y 66 diputados y pasar de 137 a unos 75 escaños.

Ciudadanos sería la tercera fuerza, 11 puntos por debajo del PSOE y a tres del PP. No obstante, registraría un importante crecimiento respeto de los 32 escaños que obtuvo en 2016: la formación naranja alcanzaría el 16% del voto y entre 54 y 58 diputados, superando a Podemos. Sin embargo, en comparación con el sondeo del mes de diciembre de Sigma Dos para El Mundo, que le otorgaba un resultado de hasta 70 diputados, Ciudadanos se encuentra claramente en un momento de desaceleración y hasta de retroceso. Esto explicará el movimiento táctico de fichar para las listas al Congreso a Inés Arrimadas.

En cuanto a Vox, el estudio de Sigma Dos confirma su consolidación como opción política, traccionado por un voto de descontento y rechazo, especialmente en cuanto al papel de PP y PSOE en la cuestión del independentismo catalán. El partido de Abascal, que jugó un papel decisivo en la formación del gobierno autonómico en Andalucía, podría incluso superar a Podemos, que continúa en medio de una seria crisis de desafección y desmovilización de sus votantes.

En cuanto a los partidos indepedendistas, que jugaron un papel decisivo en la moción de censura, se consolida el desplome del PDeCAT, muy afectado por la confusión de siglas, en beneficio de ERC, que registraría una subida importante y aglutinaría el voto soberanista.

La encuesta se realizó con 1.200 entrevistas telefónicas entre el 19 y el 22 de febrero, para una muestra aleatoria con cuotas de sexo y edad.

Fuente: El Mundo

Nota completa aquí