Cerca del 70% de la población considera importante la colaboración de la sanidad privada para reducir la saturación del sector sanitario público

Presentación en la sede de la Fundación IDIS

Madrid, 16 de julio de 2020.- Cerca del 70% de la población española cree que la aportación de la sanidad privada en intervenciones quirúrgicas y pruebas diagnósticas es importante para reducir la saturación del sector público y por tanto las listas de espera; y, de hecho, la mayoría cree que debería intensificarse y que su cooperación es necesaria para asegurar la asistencia del sistema sanitario español. Son algunas de las principales conclusiones de la encuesta llevada a cabo por SIGMA DOS para la Fundación IDIS (Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad) en la que se analiza la imagen percibida de la sanidad privada y sus recursos, su relación con la sanidad pública y su visibilidad durante la crisis sanitaria de COVID-19. La encuesta, desarrollada mediante cuestionario telefónico en el mes de junio, y con representatividad nacional, ha incluido a 1.000 personas de entre 18 y 70 años, siendo la mitad únicamente usuarios del sistema público de salud.

La imagen percibida entre la población sobre la sanidad privada y sus recursos arroja resultados como el importante reconocimiento al sector por su inversión en tecnología: en concreto, el 77,8 % (85,8 % cuando son usuarios de la sanidad privada y el 75,6% entre la población con cobertura exclusivamente pública) valora como buenos o muy buenos los recursos tecnológicos de la sanidad privada para la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades, una conclusión que encaja con la importancia que se otorga a la colaboración que el sector puede hacer con el público en cirugías y diagnóstico.

Según las respuestas obtenidas en la Encuesta, el 74,3 % valora como uno de los puntos más fuertes de la sanidad privada los tiempos de espera; es un aspecto muy apreciado entre la población con seguro sanitario privado (84 %) pero también por quienes únicamente tienen cobertura sanitaria pública (71,7%). Junto a estos datos es destacable asimismo el rigor que se atribuye a la sanidad privada en la aplicación de políticas y protocolos de actuación para garantizar la seguridad de los pacientes (un 61,9 % del total de encuestados lo considera así, aunque el dato aumenta hasta el 75,7 % cuando se trata de personas usuarias de sus servicios). La eficiencia en la gestión de los recursos y la calidad asistencial son otros parámetros que la mayoría valora en el sector privado, independientemente de si tienen cobertura privada o no.

 Juan Abarca, Benito Villanueva y Marta Villanueva

También en la crisis sanitaria por la Covid-19

El informe, cuyas entrevistas se realizaron concretamente entre los días 18 y 23 de junio, ha evaluado la valoración que hacía la población encuestada sobre la labor asistencial desarrollada por los hospitales privados durante la crisis sanitaria de COVID-19 y, si bien en este apartado hay una amplio porcentaje de no respuesta (21,8 %), el 61,4 % consideraba positivo el trabajo que se había hecho desde el sector asistencial, llegando hasta el 70,8 % entre la población con cobertura sanitaria privada.

El análisis de las respuestas de esta encuesta nos ofrece una clave –asegura Marta Villanueva, directora general de la Fundación IDIS-; y es que la población, incluso la que no es usuaria de la sanidad privada, reconoce el papel de este sector como actor imprescindible para la asistencia en el sistema sanitario, su inversión y su apuesta por la calidad y la seguridad de los pacientes; una opinión que refrenda la evolución de los datos globales que cada año muestra el Informe Sanidad Privada. Aportando Valor y que nos permite consolidar nuestra posición como partner indiscutible en el sector sanitario”.

¡Comparte en redes!

Más
noticias

Más noticias