El conflicto en Gaza, visto por los árabes

Sabemos lo que pensamos los españoles sobre el conflicto en Gaza (Sigma Dos lo ha medido en varias ocasiones). También las actitudes de los europeos o norteamericanos. Pero ¿qué piensan los árabes, por ejemplo, de Hamás, de la Autoridad Nacional de Palestina o del papel de Irán?

Decía el general George C. Marshall que “el único medio de vencer en una guerra es evitarla.» Algo debía saber del tema quien fuera secretario de Defensa del presidente Truman, el que decidió lanzar la bomba atómica en Japón, como se ilustra en la magistral película Oppenheimer. Por cierto, que el caso de Marshall, a quien le terminaron dando el Nobel de la Paz, es un ejemplo de lo paradójicas que pueden ser las grandes biografías: se formó para la guerra, ejerció de Jefe del Estado Mayor de los Ejércitos para los Estados Unidos en la II Guerra Mundial, y completó su carrera política reconstruyendo una Europa en ruinas con un plan económico que dejó a España, como tantas veces, en la periferia de la historia: ¡Americanos, os recibimos con alegría!

Casi ochenta años después, el mundo vuelve a estar en llamas precisamente en las dos fronteras posiblemente más sensibles del mundo occidental: Ucrania y Oriente Medio. Desde el 7 octubre de 2023, fecha del ataque terrorista de Hamás a Israel y del inicio de una respuesta militar israelí que está ocasionando un elevadísimo número de víctimas civiles en Gaza-, el mundo es otro. Este conflicto se juega, además de en el plano militar, en otro al que hay que estar atentos: el de la opinión pública, el de la guerra cultural. El plano de la batalla de las imágenes y de los sentimientos. Si la primera Guerra del Golfo Pérsico fue la primera retransmitida en tiempo real por la televisión, este es el primer conflicto desfragmentado y viralizado en redes sociales.  El primer conflicto posteado y compartido masivamente.

En Europa, demasiado obsesionados con nuestras batallas culturales, donde la feroz polarización político-digital devora cualquier tema y lo convierte en munición de consumo rápido contra el adversario, nos olvidamos de que de este conflicto impacta directamente en una comunidad global, la musulmana, compuesta por 1.500 millones de personas… el 22% de la población del mundo. Hasta hace bien poco, el sentimiento de identidad panarabista y pan musulmán ha estado relativamente obstaculizado por las diferencias étnicas y religiosas, la proliferación de estados autocráticos y, en general, una ausencia de estructuras políticas supraestatales. Hoy, las imágenes de la guerra viralizadas por las redes sociales no se detienen en las fronteras entre países y tienen el poder de imantar a una comunidad hasta ahora atomizada.

¿Está este conflicto uniendo a la opinión pública árabe-musulmana, dándole una causa? Es pronto para saber cómo afectará este conflicto a la política en y entre los países árabes, pero sí contamos con datos de percepciones y actitudes. El estudio llevado a cabo por la empresa norteamericana-iraquí, IIACSS, miembro de Gallup International -del que también forma parte Sigma Dos-, resulta de máximo interés. La encuesta, realizada en Gaza, Cisjordania, Jordania, Irak, Siria, Líbano y Egipto, con una muestra de 500 entrevistas por país y con un trabajo de campo ejecutado a finales de 2023, se proponía radiografiar las actitudes y sentimientos de las sociedades circundantes al conflicto palestino-israelí.

Pues bien, resulta que, según este estudio, el ataque de Hamás contra Israel del 7 de octubre cuenta con el apoyo de la mayoría de la población en todas las regiones árabes encuestadas (lo cual da una idea de la posible escala del conflicto cultural ante el que podemos estar).  Hamás es visto positivamente por la mayoría en casi todas las regiones estudiadas. En Gaza, donde curiosamente menos apoyo suscita Hamás, el 48% de la población considera que Hamás tiene un efecto favorable allí. En Siria, este apoyo sube al 86%. Además, Hamás suscita más confianza que la Autoridad Nacional Palestina en todos los países, salvo el Líbano (en Siria, esta confianza alcanza el 85%).

Por su parte, la imagen de Estados Unidos en los seis países árabes encuestados está siendo significativamente dañada por su apoyo a las acciones israelíes en Gaza. El país donde Estados Unidos genera más simpatías es Egipto, donde un pírrico 11% respalda su política exterior. ¿Por qué se cree que Estados Unidos apoya a Israel? Más del 50% considera que es por su odio a los musulmanes, en torno al 30% por la influencia del lobby israelí en EEUU y, por último, el 10% lo atribuye a la simpatía de los norteamericanos con los civiles israelíes.

Siendo así las cosas, ¿quién puede ayudar a Palestina -la pregunta era así de genérica-? Los ciudadanos de los países árabes responden depositando sus esperanzas en la Unión Árabe y en Arabia Saudita (citada por el 59% como posibles potencias con capacidad de resolver el conflicto); le sigue la UE, citada por el 47%, y Estados Unidos, por el 44%.

En general, el informe concluye que las actitudes negativas hacia Occidente son pronunciadas, y que el conflicto favorece las actitudes más positivas hacia los adversarios de Occidente, como Hamás, Irán o Hizbolá. El conflicto de Gaza, se afirma, “podría estar radicalizando a segmentos de la población árabe, lo que podría exacerbar aún más las amenazas del extremismo violento en el futuro”.

Efectivamente, esta guerra se juega en varios frentes. En uno, la superioridad israelí es apabullante. En el de las opiniones públicas, el asunto parece ser diferente. No por inadvertido, este plano, el de la doxa, el de los sentimientos, resulta tan relevante 

Antonio Asencio 

Director de comunicación y estrategia de Sigma Dos

Antonio Asencio

¡Comparte en redes!

Más
noticias

Más noticias