El PSOE pierde 3 puntos respecto a 2019 y peligra su gobierno en Navarra| Panel Sigma Dos – El Mundo

El PSOE pasaría del 20,6% de apoyo al 17,4% y perdería dos escaños en el Parlamento de Navarra, por lo que su gobierno de coalición con partidos de izquierda peligra en las próximas elecciones autonómicas de mayo, según los datos del panel más reciente de Sigma Dos para El Mundo.

Los socialistas, liderados en Navarra por María Chivite, quedarían con 9 escaños y se mantendrían como la organización de izquierda con mayor respaldo, pues sus socios de gobierno, Geroa Bai y Podemos, caen del 17,3% de apoyo al 16,2% y del 4,7% al 2,9%, respectivamente.

EH Bildu, que ha apoyado desde afuera al gobierno de Chivite absteniéndose en las votaciones de investidura y de aprobación de presupuestos, incrementa levemente su respaldo pasando del 14,5% al 15,1%, lo que le permitiría llegar a 8 escaños.

El partido regionalista Unión del Pueblo Navarro (UPN) ganaría las elecciones con el 31,9% de apoyo y entre 17 y 18 escaños. Este año se presentan solos a las autonómicas después de haber hecho coalición con el Partido Popular y Ciudadanos en los pasados comicios. Los populares sumarían un respaldo del 6,6% y 3 escaños, a la vez que los naranjas se quedarían sin representación.

Vox, con un apoyo del 4%, entraría por primera vez al parlamento navarro con 2 diputados. La suma de los 5 escaños del PP y Vox dejaría a UPN todavía lejos de los 26 curules necesarios para formar gobierno, por lo que su única alternativa sería pactar con el PSOE, algo que ya ocurrió en 2011.

Si UPN no es capaz de persuadir a los socialistas, estos podrían intentar revalidar la coalición de izquierda, aunque ahora dependerían más de las abstenciones de Bildu.

Escenario reñido en Pamplona

La carrera por el Ayuntamiento de Pamplona también está muy ajustada. UPN ganaría, pero no tendría los escaños suficientes para formar gobierno sin el respaldo o la abstención del PSOE.

El partido regionalista, que gobierna actualmente la ciudad, sacaría 37,2% de apoyo y 12 escaños, 1 menos que los que obtuvo en 2019 la coalición de Navarra Suma. El PP, por su parte, mantendría un concejal.

El segundo lugar sería para EH Bildu con el 27,5% de los votos y 8 -9 escaños. Para gobernar, necesitarían el apoyo de la coalición de Podemos y Ezquerra, de Geroa Bai y del PSOE, que quedaría con 3-4 escaños.

En 2019, el PSOE no dio su apoyo a Bildu, lo que permitió gobernar a Navarra Suma. Este año volverían a decidir quién queda con el bastón de mando.

Lea toda la noticia aquí.

¡Comparte en redes!

Más
noticias

Más noticias