España, entre los países del mundo que más confía en la democracia

     

      • El 76% cree que es el mejor sistema posible a pesar de sus fallos

       

        • Solo el 7% está en desacuerdo con este sistema de gobierno

         

          • Sin embargo, y en línea con el resto de Europa, solo el 39% considera que su democracia se rija por la voluntad del pueblo

        En general, en los países europeos domina esta creencia de que la democracia es el mejor sistema de gobierno posible, aunque con matices, según la encuesta de Gallup International Association en la que participa España a través de Sigma Dos, realizada en 43 países y que representa alrededor de la mitad de la población mundial.

        Mientras que Austria y Portugal están un punto por delante (77%) y Alemania empata con España (76%), Italia se sitúa ligeramente por debajo (72%). Suecia bate récords y se sitúa la cabeza: el 85% cree que la democracia es el mejor sistema posible. En el lado contrario, los países más al este. como Moldavia (44%), Bosnia & Herzegovina (46%) o Bulgaria (51%). Polonia, en cambio, está también entre los países cuya población prefiere a la democracia (72%).

        En conjunto, los países de la UE parecen estar más de acuerdo en que, a pesar de sus defectos, la democracia es la mejor forma de gobernanza (71%). Esas actitudes, sin embargo, son más relevantes en las partes occidentales de la Unión (77%) que en las orientales (60%) . Los países europeos no pertenecientes a la UE también favorecen la democracia, aunque no con la misma confianza (57%). Por supuesto, hay excepciones como Kosovo, que se encuentra entre los países del mundo que más confían en la democracia como sistema.

        La democracia sigue siendo la mejor forma de gobierno para una clara mayoría en 43 países de todo el mundo, pero muchos ciudadanos están cada vez menos convencidos de este sistema y la opinión pública dominante es que la voluntad del pueblo no se rige por la democracia.

        Además, si bien las elecciones se consideran en su mayoría libres y justas, la confianza en ellas se hace añicos (incluso en algunas de las democracias más estables).

        La democracia puede tener sus defectos, pero es el mejor sistema de gobernanza para la mayor parte de la población en todo el mundo (es decir, el 59% en 43 países). Sólo el 14% no está de acuerdo y uno de cada cinco ni está de acuerdo ni en desacuerdo.

        La democracia parece ser favorecida en todo el mundo, sin embargo, en regiones como Asia occidental, Asia oriental y América Latina la aprobación de la democracia no es tan elevada: alrededor del 50%, mientras que en las partes occidentales del mundo alcanza entre el 60% y el 70%. de las respuestas de los encuestados.

        El caso de Rusia es particularmente interesante , donde sólo el 22% de los encuestados está de acuerdo en que la democracia es el mejor sistema de gobierno y el 13% no está de acuerdo; el resto no está seguro (32%) o no sabe (34%).

        Sin embargo, dos de las condiciones previas básicas para la democracia están en riesgo. Una proporción menor en todo el mundo está de acuerdo en que su país está, de hecho, gobernado por la voluntad del pueblo (35%) y el 40% no está de acuerdo con la afirmación.

        Los resultados muestran que algunos de los países y regiones de todo el mundo, muchos de los cuales se consideran elementos básicos de la democracia, parecen ser más críticos con la forma en que se gobierna su país . En EE.UU. (25%), Canadá (30%) y la UE (32%) se dan algunos de los porcentajes más reducidos ante la afirmación “Mi país se rige por la voluntad del pueblo”. En esta línea, en España así lo cree solo el 39%, frente al 47% que considera que no.

        En Rusia, nuestra encuesta revela que sólo el 13% de los encuestados están de acuerdo en que se rigen por la voluntad del pueblo. En países y regiones grandes como India (68%), algunos países de América Latina (42%) y Medio Oriente (44%), la gente es mucho más propensa a decir que siente que su país está gobernado por su voluntad.

        La actitud hacia las elecciones es similar: el 44% las considera justas y libres, pero un tercio en todo el mundo no está de acuerdo con tal afirmación .

        Las elecciones se consideran más libres y justas en la India (66%), la UE (especialmente en los países occidentales – alrededor del 68%, y menos en el este de la UE – 36%). Canadá y Estados Unidos también tienen porcentajes relativamente altos de personas que confían en que las elecciones serán justas y libres: alrededor de la mitad de los encuestados. En África, Asia occidental y Rusia hay más gente que piensa que las elecciones no son libres y justas que aquellos que confían en que sus elecciones representan realmente la voluntad popular.

        Kancho Stoychev, presidente de GIA:

        No hay una mayoría en el mundo que crea que su país no está gobernado por la voluntad del pueblo, pero menos de la mitad de los ciudadanos del mundo están convencidos de que las elecciones en su propio país son libres y justas. ¿Indica esto una crisis de ¿democracia? ¿Una crisis que según nuestras investigaciones se está profundizando en los últimos 25 años? Este es un asunto complejo. En un mundo en el que cada voz es un medio de comunicación propio y en el que somos testigos de una guerra contra las noticias falsas, la percepción de “gobierno del pueblo” y “libre y justo” pierde sus contornos. Pero la brecha entre el pueblo y las elites no sólo está creciendo, sino que parece volverse insuperable. Y la radicalización es una reacción obvia en casi todo el espectro político. «

        Sigma Dos

        Kancho Stoychev, Presidente de Gallup International Association (GIA)

        ¡Comparte en redes!

        Más
        noticias

        Más noticias